sábado, 25 de junio de 2011

Smartphones para todos.

La colocación de teléfonos inteligentes creció 400% en 2011. El 40% de los vendidos cuestan menos de $ 700.
Los smartphones continúan ganando mercado en el país gracias al auge de redes sociales y a una paulatina reducción de sus precios, impulsada tanto por un tema de escala, usual en el proceso de masificación de un nuevo producto, pero, también, por el mayor subsidio que reciben de las operadoras telefónicas.
Mientras que el valor publicado en ofertas que realizan los comercios en medios y catálogos de los celulares en general subió 3,3% entre abril pasado e igual mes de 2010, el precio de los llamados inteligentes conocidos por la conexión a Internet y los diversos sistemas operativos cayó 22,3% en igual lapso, según un informe de IFR Monitoring. Al mismo tiempo, los valores de los celulares básicos publicados subieron un 7%, ya que la mayoría de las promociones se centraron en los inteligentes.

Y, en tiempos en que las redes sociales como Facebook o Twitter siguen de moda, esta tendencia impulsó la venta de smartphones, que crecieron 398% en unidades en el primer trimestre, frente a igual lapso de 2010, mientras los básicos se redujeron un 4,7% en igual lapso, según un informe de GfK Retail and Technology.
Claro que aún captan una porción menor del mercado, el 16% contra el 84% de los tradicionales, pero mayor que un año atrás, cuando aportaban apenas el 3,5%.
En un registro anualizado el aumento es incluso mayor, de un 448% entre abril de 2010 y marzo de 2011, al sumar 906.117 smartphones, en tanto que los tradicionales aumentaron 5,5%, a 7,4 millones, según GfK.
Y su accesibilidad en términos de precios tuvo su peso. “En marzo de 2010 sólo el 7,8% de los smartphones que se vendían costaban menos de $ 700; un año después, ese porcentaje es del 40,9%, por la reducción de los precios”, comentó David Terceros, gerente de Proyectos de GFK.



En esa baja confluyen algunos fenómenos.
“En principio, la disminución de los precios se explica por la expansión de la tecnología a nivel local y mundial, pero también está muy relacionada a las operadoras de telefonía, que subsidian más a estos aparatos que a los básicos para ganar clientes en tráfico de datos, que ya les genera más ingresos que el tráfico de voz”, explicó Terceros.
En un producto con una penetración de 120% el avance tecnológico resulta fundamental para el recambio y los smartphones, en un inicio accesibles sólo para pocos, comenzaron a ofrecer diferentes modelos en distintas gamas y precios. De hecho, un 13,6% de los que se venden cuestan más de $ 1.600.
Pero, a la vez, este año surgió un nuevo segmento intermedio, llamado teléfonos sociales: aparatos que sin ser smartphones permiten algunas de sus funciones, como conectarse a redes sociales y chatear, ideal para jóvenes.
Mientras que los smartphones promedian los $ 1.000, surgió en los últimos meses un segmento en $ 500, muy subsidiados por operadoras, con modelos como Nokia C3 o Samsung S3350 Chat, que no tienen sistema operativo abierto, pero sí ofrecen acceso a redes sociales y chat, con teclado Qwerty.
Sin ser smartphones son accesibles a los jóvenes en precio y les permiten estar conectados?, explicó Terceros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario