sábado, 18 de junio de 2011

RIM va en Bajada, motivos y expectativas de futuro


Malas noticias para la canadiense RIM que parece ir en picado mientras no sabe afrontar con acierto su estrategia en el competitivo mundo de los smartphones. Con el segundo cuarto fiscal del año cerrando parece que los resultados de la compañía ha resultado ser, como poco, mediocres. El principal motivo parece deberse a que si de por sí las ventas de teléfonos Blackberry no está siendo la esperada la compañía además ha estado centrada en los últimos meses en el que supuestamente iba a ser su dispositivo estrella, el Blackberry Playbook que no ha alcanzado las ventas deseadas.



Del Playbook se han enviado 500.000 unidades, medio millón, lo que no quiere decir necesariamente que se hayan vendido, en cuanto a teléfonos Blackberry la cifra alcanza unos prometedores 13.2 millones de dispositivos pero se queda muy lejos de las alcanzadas por terminales Android o los casi 19 millones de iPhones en el mismo periodo de tiempo. En Abril RIM ya advirtió a los inversores que para este cuarto fiscal los resultados financieros no iban a alcanzar lo esperado y que los retrasos en la presentación de nuevos productos son los principales causantes de ello.

No les falta razón, el siguiente gran terminal de la compañía será el Blackberry Bold Touch, que se espera para Agosto, retrasos mediante, terminal que además supone en cuanto a concepto y diseño una unificación entre las pantallas táctiles y el teclado físico tradicional Blackberry. Lo malo es que llevará Blackberry OS 7 y no el ansiado sistema operativo basado en QNX que muchos estamos esperando y que puede ayudar a darle un empujón hacia arriba a las ventas y a los resultados financieros de la compañía.

Tristemente, y aunque no es ni de lejos el mismo caso, RIM empieza a recordarme a Nokia. Aunque las ventas y resultados de la canadiense parecen seguir fuertes y su CEO Jim Balsillie no se cansa en repetirlo, también lo eran las de la finlandesa hasta que recientemente fue superada en bolsa por la mismísima HTC y veremos si en los próximos meses no vuelve a superarla algún que otro competidor. Y es que el principal fallo de RIM me parece a mí que está siendo el mismo que cometiese Nokia en su día, un error de concepto, de seguir empeñándose en ajustarse a modelos de negocio obsoletos que les funcionaron muy bien en su momento pero que desde luego no son los mismos que mandan ahora mismo en el mercado.

Eso y confiar demasiado y apoyarse ciegamente en el modelo tradicional Blackberry, el correo push en estos terminales es una bendita maravilla, tendría uno solo por lo eficiente que es recibirlos, contestarlos y organizarse entre las toneladas de emails. Pero resulta que eso mismo, que antes era una killer feature para los millones de empresarios y compañías que lo demandaban, ya no es la tendencia a seguir, es algo bueno, sin duda alguna, pero prima mucho más una buena oferta de aplicaciones (el Blackberry App World da penita de lo desangelado que está) y una buena integración con las redes sociales, que ya hoy no es mala, pero que debería ser mejor, muchísimo mejor.

En España en concreto y curiosamente se está viviendo un pequeño boom Blackberry de sus terminales más baratos como la Curve 8520 precisamente por uno de esos servicios añadidos que tan bien le han funcionado a la compañía en el pasado: Blackberry Messenger. Pero mientras WhatsApp sigue creciendo exponencialmente en número de usuarios, mientras Apple lanza su servicio idéntico en funciones i8Message y parece que [Google]/tag/google) se prepara para hacer lo propio me parece a mí que dentro de muy poco esa dejará de ser una carta ganador, más que nada porque también estará en el resto de las ofertas.

A pesar de sus profundas y en algunos casos imperdonables carencias la Playbook a mí me parece una tableta bastante aceptable, con un funcionamiento muy digno y una multitarea maravillosamente resuelta que asusta cuando se ve en funcionamiento de la potencia y la eficiencia que desprende, muchísimo mejor que la de iOS y por no hablar siquiera de la de Android. Lo que hace falta es seguir en ese camino y potenciar más y más un ecosistema de desarrolladores en torno al App World para atraer más usuarios a la plataforma, y ya no hablo sólo de Playbook, sino de todo el ecosistema Blackberry.

Es necesario en resumen y en mi humilde opinión encontrar ese punto medio entre lo que hasta ahora le funcionaba, como unos teclados físicos excepcionales muy útiles en temas de productividad con una gestión de correos maravillosa y lo que ahora mismo atrae mayor número de usuarios, esto es, un buen conjunto de aplicaciones, una tienda de software sólida y una integración más funcional con las distintas redes sociales. Esperemos que en los próximos meses sepan corregir el rumbo, si no me temo que el futuro que les espera puede ser aún más negro que el de Nokia.

By alt1040.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario