miércoles, 25 de mayo de 2011

Chekeen Esto: TESTIMONIO DE UN CULTURISTA DE 91 AÑOS

"A los 85 tuve una crisis. Me miré en el espejo y vi a un anciano. Yo estaba con sobrepeso, mi postura era terrible y mi piel flácida." Así comienza a contar su historia este simpático abuelete que ya tiene 91 años... increíble. Su nombre es Charles Eugster.

"Mi entrenador personal y yo estamos siempre discutiendo sobre qué parte de mi cuerpo necesita más trabajo. No estoy contento con mis abdominales". En lo que ambos están de acuerdo es que los cuerpos pueden ser remodelados, no importa la edad que tengas."Yo era un niño muy enfermizo. Desde los seis años que tenía dolores de cabeza constantes y amigdalitis crónica. Mi crecimiento era lento. A los 13, mi salud mejoró y todo cambió. Hice boxeo, remo y rugby".

"Mantenerme en forma y fuerte se convirtió en mi prioridad. No hay investigación en el culturismo para mayores de 80 años, así que ha sido un experimento. Con el levantamiento de pesas y batidos de proteínas, mi cuerpo comenzó a cambiar. Se hizo más amplio, más en forma de V, y mis hombros y bíceps se definieron mucho más. La gente empezó a comentar sobre lo joven que me veían".

"Todo lo que aprendí ayudó a mi cuerpo a hacer frente a la vejez. Hice clases de judo para saber cómo caer bien. Dejé de pensar en la muerte. A medida que me acercaba a los 90, mi atención se centró en fortalecer mi cuerpo.Yo no estoy persiguiendo la juventud. Estoy persiguiendo la salud".

Se nos dice que la vejez es un estado continuo de decadencia y que debemos dejar de trabajar, reducir la velocidad y prepararse para morir. No estoy de acuerdo. Para mí, una persona de 65 años de edad es joven. Cumplo 92 años este año. Es una perspectiva aterradora, las estadísticas corren en mi contra y, sí, un día algo va a pasar. Pero hasta que llegue ese día, yo voy a seguir trabajando mis abdominales."

Maravillosa historia, que nos enseña que los años no tienen por que pasar por nuestro cuerpo, si nuestra alma no se lo permite...



No hay comentarios:

Publicar un comentario